Ryan Giggs se prepara para la batalla legal contra su ex Stacey

Ryan Giggs y Stacey Giggs
Stacey Giggs y Ryan Giggs

Los tabloides británicos se hacen eco estos días de las novedades en el divorcio del ex futbolista galés Ryan Giggs  y su ex esposa Stacey. En juego, la fortuna de 40 millones de libras que acumuló la pareja en sus casi 10 años de matrimonio.

Los abogados del mítico extremo del Manchester United están trabajando a conciencia para evitar que su ex se lleve la mitad de su fortuna. Para ello han ideado una curiosa estrategia: alegar la “genialidad” del futbolista británico.

El precedente está en una sentencia del año 2001 en el Reino Unido por la cual se dictaminó que el empresario Michael Cowan debía quedarse con el 62% de la fortuna familiar porque “su contribución fue excepcional gracias a su talento, trabajo duro y capacidad creativa”. El “talento extraordinario” de Cowan fue haber difundido en el Reino Unido las ahora populares bolsas de basura de plástico negro…

A esta sentencia se han agarrado muchos multimillonarios para reducir el coste de su divorcio, pero los tribunales británicos son bastante reacios a describir qué es exactamente la “contribución especial”, por lo que la mayoría de los casos que se acogen a la sentencia Cowan, terminan fracasando en sus intenciones.

Aunque Ryan Giggs no inventó nada, sus abogados consideran que “su contribución especial” es haber sido un futbolista de leyenda en la Premier League y en la selección galesa. Por ello, Giggs debe quedarse con más del 50% de los 40 millones de libras que están en juego.

La vida loca del “genio” Ryan Giggs

Natasha Regrets affair with Giggs
Ryan Giggs y Natasha Regrets

¿Mantener una relación extra matrimonial durante 8 años con la mujer de tu hermano, dejarla embarazada y pagarle para que aborte? ¿Por qué no? Así era Ryan Giggs, el magnífico extremo de los Red Devils, cuya vida fuera de los terrenos era igual de vertiginosa que cuando encaraba a los defensas por la banda de Old Trafford.

Giggs conoció a su futura esposa Stacey en 2003. Se casaron en 2007. Pero la pareja tuvo que lidiar con muchos secretos durante su relación hasta que todo estalló en 2011.

Para empezar, Giggs tuvo que enfrentarse a una supuesta infidelidad con la atractiva modelo, Miss Gales y concursante del Big Brother inglés, Imogen Thomas.

Pero poco tiempo más tarde explotaba la bomba. Natasha, esposa de su hermano Rhodri, admitía haber mantenido una relación con el futbolista durante más de 8 años. La cosa no quedaba ahí, puesto que la chica reveló que había quedado embarazada del futbolista y que este le había dado 500 libras en efectivo para abortar.

La venganza de Stacey

A pesar de todos estos escándalos, el matrimonio Giggs aguantó unos años más, pero finalmente en 2016 pusieron fin a la relación. La prensa sensacionalista británica asegura que Stacey va a por todas en el divorcio. Sacará la artillería pesada para demostrar al tribunal que el “genio” Ryan Giggs fue un auténtico sinvergüenza durante su matrimonio.

Tags: Manchester United, Ryan Giggs, Stacey

Autor entrada: Novias.Futbol